El Pleno del Ayuntamiento de Valencia, enterado que por parte de algunas empresas multinacionales de la industria agroalimentaria se pone en cuestión la sostenibilidad ambiental de los arrozales de la Mediterrània, quiere manifestar mediante esta declaración institucional que:

El ecosistema de arrozales amparados por la Denominación de Origen Arroz de Valencia se encuentran situados en el Parque Natural de la Albufera de Valencia, una parte de los cuales están en el término municipal de Valencia.

El mencionado Parque Natural de la Albufera está considerado como una zona húmeda de importancia internacional, especialmente como hábitat de aves acuáticas y como tal está incluida en el Convenio RAMSAR de protección de las zonas húmedas y está declarada como Zona de Especial Importancia para las Aves (zona ZEPA) por la Unión Europea.

Esta zona de producción arrossera y piscícola es un humedal natural que ha llegado hasta nuestros días gracias a la característica de ser un espacio natural y productivo, tanto pesquero como de producción de arroz. Por lo tanto, el cultivo del arroz no supone en ningún caso un aumento en el consumo de agua del ecosistema local puesto que se trata de un humedal natural, alimentado desde siempre por los ríos y manantiales naturales de la zona, el cual integra los arrozales dentro de su lógica ecosistèmica de la siguiente manera:

  • Como fuente de alimentación para la avifauna, los campos de arroz son las únicas zonas que durante el invierno ofrecen la alimentación adecuada para las aves.
  • Los campos de arroz actúan como filtro de los sedimentos de las aguas procedentes de los ríos donde depositan los sedimentos evitando así la desaparición de la laguna, a la vez que aportan al lago un agua de mayor calidad.
  • El arrozal es un reclamo para las aves puesto que la presencia del arrozal inundado señaliza el lugar de nidificación. El arroz encuentra dentro de los límites del Parque Natural de la Albufera las zonas idóneas para su cultivo y es determinante para el desarrollo de muchas de las especies que habitan en él.

Por todo esto queremos hacer constar que el cultivo tradicional del arroz en el Parque Natural de la Albufera no sólo no incrementa el peligro de desertificación por un uso incorrecto del sistema hídrico local sino que ayuda a sostener un uso adecuado a los ecosistemas originales y un caudal hídrico suficiente para las especies que lo habitan.”